Sesiones infantiles

Me gustan tanto los niños que hacerles fotos resulta muy divertido. Me vuelven loca sus gestos, su espontaneidad, su capacidad de sorpresa… Nunca sabes lo que va a pasar, y eso hace que cada sesión sea única e inolvidable. Si disfrutamos de la sesión fotográfica, quedará reflejado en los fotos.
Si traéis sus juguetes y objetos preferidos, captaremos al niño haciendo las cosas que más le gustan. De esta manera conseguiremos unas fotos auténticas y que transmitan emoción.

Detalles de la sesión

Mis sesiones fotográficas duran entre 2 y 3 horas y me gusta hacerlas en exteriores, con luz del día, teniendo en cuenta que el lugar y la hora influye en el tipo de imágenes que lograremos.
Contamos con nuestra imaginación y el deseo de tener unas fotos únicas y especiales.